background img

The New Stuff



Dos hombres felices.

A pocas horas de navidad, seguros entre las mesas de caoba incendiadas en la superficie, a fuerza de una lámpara que iluminaba la habitación, dos hombres conversaban largamente, y como lo sugiere el buen gusto francés tomaban de una botella de vino. Costoso, hubiera pensado algún transeúnte desprevenido que vio el letrero recostado en la pared. Pero los hombres habían elegido uno más humilde, de una cosecha reciente de las afueras de Francia, quizá de un pequeño poblado del que eran dueños una familia integrada por papá, mamá y una bella mujer de 25 años pronta a irse a la capital a estudiar artes.
     Conversaban, mientras alguno de los dos escuchaba el estribillo de una canción que hubiese asociado con un tango, pero era imposible, no le alcanzaba tanto buen gusto para entender que lo que sonaba en el salón era Jazz. Sin embargo, la tarareaba a su antojo mientras el otro pretendía también entenderla. El uno insistía en jugar con los bordes del sombrero de ala negra, justo al lado de un queso finamente cortado. La conversación que había llegado por los lugares más triviales fue logrando profundidad, ya que ambos eran amigos de años y tenían gustos en común.  Uno de ellos le preocupaba lo que vendría después, pero el otro lo instigo a que abandonara esos pensamientos, dado que lo mejor que podían hacer era resignarse. Y todo eso era verdad, quizá la última oportunidad de conversar sobre sus verdaderos afectos, dado que se sabían a punto de partir cada uno por su rumbo.
      Una mujer entró al lugar y ambos la describieron con la vista, según los afectos. Sí que es bonita, dijo el primero, mientras el otro asentía con la cabeza diciendo “es muy bonita, que digo, es bella, tiene el pelo trenzado, largo y negro y los labios rojos como la señorita Jacqueline”. El otro se echó una carcajada, “sí que es torpe aquí mi don, tendríamos que decir más, algo así que es como la más hermosa de las mujeres”. El otro pudo reír mas tranquilamente, dejando atrás toda señal de preocupación. “Eso que acaba de decir suena a esos poemas de don Aristófanes, con esos conquistó a la Jaqueline, y ella tan bruta que terminó pensando que era poeta”. Sin embargo, habían dicho las palabras al aire, contemplando la figura de la mujer y esforzándose por permanecer allí toda la vida. La mujer se detuvo en la barra y pidió algún trago, pero se incomodó de que los hombres la estuvieran mirando con tanta insistencia, entonces bajó la vista y sorbió un poco, a la vez que canjeaba algunas palabras con el tendero. Fue en ese instante cuando ocurrió el milagro: la mujer se acercó a la mesa donde estaban y acto seguido tomó uno de los asientos abandonados. Ahora los hombres podían ver el trago azul espumoso y la inesperada acción de la mujer que los había dejado atónitos. Ella dijo alguna cosa y ambos se levantaron y la siguieron para coger un taxi, irían a la torre Eiffel, o a algún lujoso restaurante, verían las luces de la navidad y cantarían algunas tristes canciones como si fuesen  enamorados, pero no, la mujer los llevaría a su apartamento que tiene una vista amplia que da a la utopista norte por donde circulan diariamente cerca de 10.000 mil vehículos, como había dicho la otra noche el patrón.  Al entrar a la habitación de piso blanco los hombres se encontrarían entre 50 comensales más o menos, cada uno llevaría máscara como tratándose de un baile en el castillo. Escucharían música en vivo, hablarían por largo rato, y como era de esperarse en una fiesta con buena música y alcohol, los dos hombres terminarían besando a las mujeres, hablando de viajes y dinero. En la noche irían a dormir con esa mujer bella y estarían hasta el amanecer enredados como víboras.
     Los dos hombres seguían mirando como la mujer tomaba del trago azul y espumoso mientras hablaba con el tendero, veían mas allá de ella como las mesas de caoba se iluminaban por el brillo de la lámpara hasta despojarse de su propia luz, el establecimiento vacío y la dama que se había levantado para salir a la calle, pasando al lado de ellos sin mirarlos. Ambos guardaron silencio, el uno, el de mas acá, el que no tenía sombrero, y que se limitaba a saborear el queso de cuadritos como si fuera su ultimo manjar hubiera creído en ese pedazo de sueño. Si las cosas hubieran sido reales, como una nueva oportunidad, no hubiesen reparado en comprar el mejor de los vinos, además de procurar la mejor de las compañías, pasarían la noche recorriendo esa ciudad alucinante prontos a colmarse de toda la felicidad posible, viviendo la vida de los ricos, con las camisas de seda perfumadas y los relojes bañados de oro.
     Habían salido ya rayando la noche de sus cultivos de maíz y conversaban sobre esa otra vida negada, riéndose de las ocurrencias y de lo que dios les había negado, todavía están en esa calle larga que soñaban, tambaleándose por las copas de vino y colmados con la sonrisa de una dama hermosa, como en los buenos cuentos de la niñez. 

Luis Javier Herrera Rincón
Colombia
Valle del Cauca
06/1/2017

Cuento: Dos Hombres Felices, escrito por Luis Javier Herrera



Dos hombres felices.

A pocas horas de navidad, seguros entre las mesas de caoba incendiadas en la superficie, a fuerza de una lámpara que iluminaba la habitación, dos hombres conversaban largamente, y como lo sugiere el buen gusto francés tomaban de una botella de vino. Costoso, hubiera pensado algún transeúnte desprevenido que vio el letrero recostado en la pared. Pero los hombres habían elegido uno más humilde, de una cosecha reciente de las afueras de Francia, quizá de un pequeño poblado del que eran dueños una familia integrada por papá, mamá y una bella mujer de 25 años pronta a irse a la capital a estudiar artes.
     Conversaban, mientras alguno de los dos escuchaba el estribillo de una canción que hubiese asociado con un tango, pero era imposible, no le alcanzaba tanto buen gusto para entender que lo que sonaba en el salón era Jazz. Sin embargo, la tarareaba a su antojo mientras el otro pretendía también entenderla. El uno insistía en jugar con los bordes del sombrero de ala negra, justo al lado de un queso finamente cortado. La conversación que había llegado por los lugares más triviales fue logrando profundidad, ya que ambos eran amigos de años y tenían gustos en común.  Uno de ellos le preocupaba lo que vendría después, pero el otro lo instigo a que abandonara esos pensamientos, dado que lo mejor que podían hacer era resignarse. Y todo eso era verdad, quizá la última oportunidad de conversar sobre sus verdaderos afectos, dado que se sabían a punto de partir cada uno por su rumbo.
      Una mujer entró al lugar y ambos la describieron con la vista, según los afectos. Sí que es bonita, dijo el primero, mientras el otro asentía con la cabeza diciendo “es muy bonita, que digo, es bella, tiene el pelo trenzado, largo y negro y los labios rojos como la señorita Jacqueline”. El otro se echó una carcajada, “sí que es torpe aquí mi don, tendríamos que decir más, algo así que es como la más hermosa de las mujeres”. El otro pudo reír mas tranquilamente, dejando atrás toda señal de preocupación. “Eso que acaba de decir suena a esos poemas de don Aristófanes, con esos conquistó a la Jaqueline, y ella tan bruta que terminó pensando que era poeta”. Sin embargo, habían dicho las palabras al aire, contemplando la figura de la mujer y esforzándose por permanecer allí toda la vida. La mujer se detuvo en la barra y pidió algún trago, pero se incomodó de que los hombres la estuvieran mirando con tanta insistencia, entonces bajó la vista y sorbió un poco, a la vez que canjeaba algunas palabras con el tendero. Fue en ese instante cuando ocurrió el milagro: la mujer se acercó a la mesa donde estaban y acto seguido tomó uno de los asientos abandonados. Ahora los hombres podían ver el trago azul espumoso y la inesperada acción de la mujer que los había dejado atónitos. Ella dijo alguna cosa y ambos se levantaron y la siguieron para coger un taxi, irían a la torre Eiffel, o a algún lujoso restaurante, verían las luces de la navidad y cantarían algunas tristes canciones como si fuesen  enamorados, pero no, la mujer los llevaría a su apartamento que tiene una vista amplia que da a la utopista norte por donde circulan diariamente cerca de 10.000 mil vehículos, como había dicho la otra noche el patrón.  Al entrar a la habitación de piso blanco los hombres se encontrarían entre 50 comensales más o menos, cada uno llevaría máscara como tratándose de un baile en el castillo. Escucharían música en vivo, hablarían por largo rato, y como era de esperarse en una fiesta con buena música y alcohol, los dos hombres terminarían besando a las mujeres, hablando de viajes y dinero. En la noche irían a dormir con esa mujer bella y estarían hasta el amanecer enredados como víboras.
     Los dos hombres seguían mirando como la mujer tomaba del trago azul y espumoso mientras hablaba con el tendero, veían mas allá de ella como las mesas de caoba se iluminaban por el brillo de la lámpara hasta despojarse de su propia luz, el establecimiento vacío y la dama que se había levantado para salir a la calle, pasando al lado de ellos sin mirarlos. Ambos guardaron silencio, el uno, el de mas acá, el que no tenía sombrero, y que se limitaba a saborear el queso de cuadritos como si fuera su ultimo manjar hubiera creído en ese pedazo de sueño. Si las cosas hubieran sido reales, como una nueva oportunidad, no hubiesen reparado en comprar el mejor de los vinos, además de procurar la mejor de las compañías, pasarían la noche recorriendo esa ciudad alucinante prontos a colmarse de toda la felicidad posible, viviendo la vida de los ricos, con las camisas de seda perfumadas y los relojes bañados de oro.
     Habían salido ya rayando la noche de sus cultivos de maíz y conversaban sobre esa otra vida negada, riéndose de las ocurrencias y de lo que dios les había negado, todavía están en esa calle larga que soñaban, tambaleándose por las copas de vino y colmados con la sonrisa de una dama hermosa, como en los buenos cuentos de la niñez. 

Luis Javier Herrera Rincón
Colombia
Valle del Cauca
06/1/2017

La erótica es uno de los terrenos escarpados en Literatura, no obstante abundan textos sobre el tema, además de estudiosos comprometidos con las formas y estilos de la misma, libre extensión de la palabra cuyo accionar  se vincula a la percepción de épocas y autores. No sin cierta sospecha frente al orden de lo prohibitivo, hemos escuchado a un escandaloso Sade, pero nos hemos mostrado pacientes e indulgente, ya que, adelantado a su época, logra sacar de casillas los mismos desbaratados valores que tras bambalinas ostentaban todo un movimiento de escándalo moral. Sade más que un enfermo, es un espejo de su entorno, y los valores que vincula atraviesan el terreno de la política y la sociología, por mencionar algunos.


La erótica así entendida por Bataille, ofrece un abordaje que se instaura en el orden del goce, que luego de ser franqueado desde la estructura normativa, se eleva o lo elevan a una línea perfecta y frágil entre Erotismo y pornografía. Ambos términos se pueden confundir a ligeras, pero  su distancia es enorme. La erótica es un discurso que, lejos del acalorado relato instintivo de los cuerpos, es capaz de franquear la superficie hasta hacerla leve. Para tales casos libros recomendados de erotismo nacen del seno de Lawrence Durell, Miller, Bataille, Genet, Donleavy, Cortázar, entro otros que hacen un juego libre de la experiencia sexual.



No obstante hay ciertas libertades, que en el terreno de lo subversivo necesitan entrañar pasajes y registros estrictamente sexuales, pero que a su vez, luego de ser mencionadas entran al orden de  la naturalidad, lejos de tabúes y convenciones culturales el erotismo en una extensión del goce, así lo hace notar  Ruffinelli e su texto recomendado “El erotismo Busca su lenguaje” donde el acto de la palabra entraña un comportamiento de lo lúdico, de la alegría. Registros dados en Cortázar que alientan al humanismo de esa pieza frontal de la existencia de los seres humanos, la sexualidad vista como un engranaje del accionar natural, y que luego de su disposición formal, en su construcción imaginaria ofrece también un placer estilístico.
Los libros recomendados eróticos son muchos y abundan, pero sobreviven, eso está claro, aquellos que trascienden el puro móvil del instinto lacerante de la palabra y se elevan junto con el tiempo y la memoria a las entrañables forma del arte amatorio.


Una mirada femenina la realiza Anais Nin en su famoso libro de cuentos “Delta de Venus” que permite rastrear una mirada femenina. Una mirada masculina se vislumbra desde Miller (amante de años), en sus libros trópico de cáncer  y trópico de capricornio, ambas lecturas son recomendadas para arribar a la corriente del erotismo, así como El cuarteto de Alejandría de Lawrence Durrell.

Libros Recomendados Erotismo

La erótica es uno de los terrenos escarpados en Literatura, no obstante abundan textos sobre el tema, además de estudiosos comprometidos con las formas y estilos de la misma, libre extensión de la palabra cuyo accionar  se vincula a la percepción de épocas y autores. No sin cierta sospecha frente al orden de lo prohibitivo, hemos escuchado a un escandaloso Sade, pero nos hemos mostrado pacientes e indulgente, ya que, adelantado a su época, logra sacar de casillas los mismos desbaratados valores que tras bambalinas ostentaban todo un movimiento de escándalo moral. Sade más que un enfermo, es un espejo de su entorno, y los valores que vincula atraviesan el terreno de la política y la sociología, por mencionar algunos.


La erótica así entendida por Bataille, ofrece un abordaje que se instaura en el orden del goce, que luego de ser franqueado desde la estructura normativa, se eleva o lo elevan a una línea perfecta y frágil entre Erotismo y pornografía. Ambos términos se pueden confundir a ligeras, pero  su distancia es enorme. La erótica es un discurso que, lejos del acalorado relato instintivo de los cuerpos, es capaz de franquear la superficie hasta hacerla leve. Para tales casos libros recomendados de erotismo nacen del seno de Lawrence Durell, Miller, Bataille, Genet, Donleavy, Cortázar, entro otros que hacen un juego libre de la experiencia sexual.



No obstante hay ciertas libertades, que en el terreno de lo subversivo necesitan entrañar pasajes y registros estrictamente sexuales, pero que a su vez, luego de ser mencionadas entran al orden de  la naturalidad, lejos de tabúes y convenciones culturales el erotismo en una extensión del goce, así lo hace notar  Ruffinelli e su texto recomendado “El erotismo Busca su lenguaje” donde el acto de la palabra entraña un comportamiento de lo lúdico, de la alegría. Registros dados en Cortázar que alientan al humanismo de esa pieza frontal de la existencia de los seres humanos, la sexualidad vista como un engranaje del accionar natural, y que luego de su disposición formal, en su construcción imaginaria ofrece también un placer estilístico.
Los libros recomendados eróticos son muchos y abundan, pero sobreviven, eso está claro, aquellos que trascienden el puro móvil del instinto lacerante de la palabra y se elevan junto con el tiempo y la memoria a las entrañables forma del arte amatorio.


Una mirada femenina la realiza Anais Nin en su famoso libro de cuentos “Delta de Venus” que permite rastrear una mirada femenina. Una mirada masculina se vislumbra desde Miller (amante de años), en sus libros trópico de cáncer  y trópico de capricornio, ambas lecturas son recomendadas para arribar a la corriente del erotismo, así como El cuarteto de Alejandría de Lawrence Durrell.

Cualquiera que haya leído la ficción dramática (Oscar Wilde, en particular), no tendrá dificultades para ver el estilo de la narración de la historia cercano al drama de una novela. Wilde no está obsesionado con la descripción de los ajustes en detalle como novelista con una inclinación constructiva sería. Pero la brevedad de la descripción se cubrió con maestría en las conversaciones cálidas e ingeniosas que llenan la mayor parte de la historia. Los epigramas de Lord Henry disparan flechas de sátira  en diferentes elementos de la sociedad.

Mujeres, América,  fidelidad,  estupidez, matrimonio,  romance, son sólo algunos de los numerosos objetivos de la crítica de Wilde, que los lectores reciben de la lengua afilada pero dulce de Lord Henry. El señor twittering se hace así un carácter indeleble por su facilidad de expresión y su indiferencia envidiada. Sin embargo, el autor no se basa únicamente en las palabras habladas para impartir su impresión. Describe algunas escenas en las palabras que evocan una imagen viva en la mente del lector. Tal vez la mejor de ellas es breve viaje de Dorian Gray por las calles oscuras y sucias que se destacan en contraste con un séquito de lujo,  que también llevan notable parecido con el tipo de vida que se ha labrado.                                          Al igual que sus cuentos y obras de teatro, Oscar Wilde no emplea muchos personajes para ejecutar la historia de su novela. Casi la totalidad de la parcela se nuclea alrededor de Dorian, lord Henry, y el artista Basil. Los personajes secundarios, como la duquesa de Harley sirven el propósito para  iniciar o impulsar los temas que en última instancia son  el blanco de las agudezas de Lord Henry. La descripción de los personajes y la motivación de estos se instauran en la capacidad de percepción de los  lectores. Wilde siempre está probando la calidad  estética de sus lectores, como también la “sensatez” de una época. Su escritura escandaliza y su alto refinamiento le permite ir a respirar el ensueño romántico, no obstante igual que el desenlace fatídico de su personajes más celebre, encarnara un decaimiento propio de la época convulsa que representa, finalmente no queda sino el estrago de los días de gloria y el presente desencantado

El Retrato De Dorian Gray

Cualquiera que haya leído la ficción dramática (Oscar Wilde, en particular), no tendrá dificultades para ver el estilo de la narración de la historia cercano al drama de una novela. Wilde no está obsesionado con la descripción de los ajustes en detalle como novelista con una inclinación constructiva sería. Pero la brevedad de la descripción se cubrió con maestría en las conversaciones cálidas e ingeniosas que llenan la mayor parte de la historia. Los epigramas de Lord Henry disparan flechas de sátira  en diferentes elementos de la sociedad.

Mujeres, América,  fidelidad,  estupidez, matrimonio,  romance, son sólo algunos de los numerosos objetivos de la crítica de Wilde, que los lectores reciben de la lengua afilada pero dulce de Lord Henry. El señor twittering se hace así un carácter indeleble por su facilidad de expresión y su indiferencia envidiada. Sin embargo, el autor no se basa únicamente en las palabras habladas para impartir su impresión. Describe algunas escenas en las palabras que evocan una imagen viva en la mente del lector. Tal vez la mejor de ellas es breve viaje de Dorian Gray por las calles oscuras y sucias que se destacan en contraste con un séquito de lujo,  que también llevan notable parecido con el tipo de vida que se ha labrado.                                          Al igual que sus cuentos y obras de teatro, Oscar Wilde no emplea muchos personajes para ejecutar la historia de su novela. Casi la totalidad de la parcela se nuclea alrededor de Dorian, lord Henry, y el artista Basil. Los personajes secundarios, como la duquesa de Harley sirven el propósito para  iniciar o impulsar los temas que en última instancia son  el blanco de las agudezas de Lord Henry. La descripción de los personajes y la motivación de estos se instauran en la capacidad de percepción de los  lectores. Wilde siempre está probando la calidad  estética de sus lectores, como también la “sensatez” de una época. Su escritura escandaliza y su alto refinamiento le permite ir a respirar el ensueño romántico, no obstante igual que el desenlace fatídico de su personajes más celebre, encarnara un decaimiento propio de la época convulsa que representa, finalmente no queda sino el estrago de los días de gloria y el presente desencantado

En el flujo post-romántico de los años 70 y 80, con todo el mundo ahora tan rosa e incluso creciente paranoia sobre el amor, una vez que la palabra de moda mágica de una generación, es un paso audaz para cualquier escritor que decide trabajar en la lengua vernácula amor, para llevarlo, con toda su locura, imprecisión y lapsos en el gusto, en absoluto serio -esto es, como bien vale la pena esas formas superiores de juego que valoramos en la ficción. Para García Márquez el paso también puede ser revolucionario. 'Yo creo que una novela sobre el amor es tan válida como cualquier otra,' le dijo una vez en una conversación con su amigo, el periodista Plinio Apuleyo Mendoza (publicado como “ El Olor de la Guayaba", "1982). “ En realidad, el deber de un escritor - el deber revolucionario, si te gusta - es el de escribir bien. '"

Un Narrador  apasionada, de una serenidad maníaca: la voz del Nobel Colombiano, nos ha llevado a reconocer que desde la otra ficción ha madurado, encontrado y desarrollado nuevos recursos, ha llegado a un nivel que le permita a la vez ser clásica y familiar, comtempltativo y puro, capaz de alabar y maldecir, reír y llorar, fabular y cantar y cuando se le solicite, despegar y volar, como en esta descripción de un viaje en globo a su vez-de principios de siglo:

'' Desde el cielo que podían ver, así como Dios los vio, las ruinas de la muy antigua y heroica ciudad de Cartagena de Indias, la más bella del mundo, abandonada por sus habitantes debido a los asedios del Inglés y las atrocidades de los bucaneros. Vieron las paredes, todavía intacta, las zarzas en las calles, las fortificaciones devoradas por las trinitarias, los palacios de mármol y los altares dorados y los virreyes en descomposición con plaga dentro de su armadura”.
'' Volaron sobre los palafitos de las Trojas de Cataca, pintados en colores locos, con las plumas de la celebración de las iguanas criadas para alimento y bálsamo manzanas y mirto de crepe que cuelgan en los jardines lacustres. Excitado por los gritos de todo el mundo, cientos de niños desnudos sumergidos en el agua, saltando por las ventanas, saltando de los tejados de las casas y de las canoas que ellos manejan con habilidad asombrosa, y el buceo como el sábalo para recuperar los paquetes de ropa, las botellas de jarabe para la tos, la comida benéfica que la señora hermosa con el sombrero de plumas les había arrojado desde la cesta del globo. '"

El Amor en los Tiempos del Cólera es una pieza literaria  que se  atreve a sugerir que los votos de amor hecha bajo la presunción de la inmortalidad - la idiotez juvenil, hasta cierto aún: puede ser honrado, mucho más tarde en la vida cuando tenemos que conocernos mejor, de cara a lo innegable. Se trata, efectivamente, de afirmar la resurrección de la carne, hoy como en toda la historia de una idea revolucionaria. Por el medio subversivo de la ficción, García Márquez nos muestra que la loca esperanza de Florentino Ariza encarga un torbellino de emociones encontradas en una época turbia y mezquina
La historia se desarrolla entre 1880 y 1930, en una ciudad portuaria del Caribe, sin nombre, pero dice que es un compuesto de Cartagena y Barranquilla - así, tal vez, como ciudades del espíritu asignan menos oficialmente. Tres personajes principales forman un triángulo cuya hipotenusa es Florentino Ariza, un poeta dedicado al amor carnal y trascendente, aunque su destino secular es con la Compañía Fluvial del Caribe y su pequeña flota de barcos de vapor de ruedas de paletas. Cuando era un joven aprendiz de telegrafista conoce y se enamora para siempre de Fermina Daza, “Caminaba con una altivez natural, la cabeza erguida, la vista inmóvil, el paso rápido, la nariz afilada, con la cartera de los libros apretada con los brazos en cruz contra el pecho, y con un modo de andar de venada que la hacía parecer inmune a la gravedad”.                                                            A pesar de que el intercambio de un centenar de palabras cara a cara, en una relación apasionada y secreta por medio de cartas y telegramas, el padre de la niña ha descubierto y llevado lejos en un 'extendido' viaje del olvido. '' Pero cuando regrese, Fermina rechaza al joven enfermo de amor, después de todo, y, finalmente, conoce y se casa en vez el doctor Juvenal Urbino, que, como el héroe de una novela del siglo 19, es bien nacido, un aparador agudo, algo pegado en sí mismo, sino una trampa terrible.

Para florentino, criatura de amor, esto es un revés agonizante, aunque nada fatal. Cuando juro amar Fermina Daza siempre, insiste en esperar a que el tiempo y la buena fortuna le den la oportunidad de volverla a ver libre. Pasan  51 años, 9 meses y 4 días más tarde, cuando de repente, absurdamente, en un domingo de Pentecostés alrededor de 1930, el doctor Juvenal Urbino muere, persiguiendo un loro en un árbol de mango. Después del funeral, cuando todo el mundo se ha ido, Florentino da un paso adelante con su sombrero sobre su corazón. '' Fermina, '', declara, '' He esperado esta oportunidad desde hace más de medio siglo, para repetirle una vez más mi voto de fidelidad eterna y amor eterno. '' Conmocionado y furioso, Fermina le echa de la casa.
Promesa eterna del corazón se ha encontrado con términos finitos del mundo. El enfrentamiento se produce cerca del final del primer capítulo, que relata el último día que el doctor Urbino en la tierra y la primera noche de  Fermina como viuda. A continuación, Flash Back 50 años, en los tiempos del cólera. Los capítulos intermedios siguen las vidas de los tres personajes a través de los años de matrimonio los Urbinos 'y el ascenso de Florentino Ariza en el River Company. El último capítulo retoma donde primer capítulo, con Florentino, ahora, en contra de lo que muchos hombres considerarían importante rechazo, decididamente el establecimiento de cortejar a Fermina Daza una vez más, haciendo lo que debe para ganar su amor.

En su ciudad, a lo largo de medio siglo turbulento, la muerte ha proliferado en todas partes, tanto como el cólera, la enfermedad mortal que se extiende a través de las epidemias intermitentes y terribles,. Las víctimas de uno, en este libro, son más de una vez confundido con las víctimas de la otra. Guerra, '' siempre la misma guerra, '' se presenta aquí no como la continuación por otros medios de cualquier política que posiblemente pueden ser importantes, sino como una fuerza negativa, una plaga, cuyo único sentido es la muerte en una escala masiva. En este suelo oscuro,  los proyectos más o menos conscientes son  la resistencia, incluso de oposición a la muerte. El doctor Urbino,  se convierte en un líder en la lucha contra el cólera, la promoción de medidas de salud pública de manera obsesiva, heroicamente. Fermina, es más convencional pero mucho coraje, soldados en su papel elegido de esposa, madre y administradora del hogar, manteniendo un perímetro seguro para su familia. Florentino abraza a Eros, conocido enemigo de larga data de la muerte, lo que desencadena en una carrera de seducciones que se suman con el tiempo hasta 622 amantes furtivas '' a largo plazo, además de. . . incontables aventuras fugaces ',' manteniendo, impermeable al tiempo, su fidelidad más profunda, su esperanza que no se apaga por una vida con Fermina. Al final él puede decirle la verdad - aunque ella no cree ni por un minuto - que se ha mantenido virgen para ella.

Por lo que esta es la historia de Florentino, en una forma en que su novela de formación, nos encontramos, como se gana la suspensión de nuestra incredulidad, animándolo, deseando el éxito de este terco guerrero contra la vejez y la muerte, y en el nombre del amor. Pero al igual que los mejores personajes de ficción, él insiste en su autonomía, negándose a ser cualquier cosa menos ambigua que humano. Nosotros debemos tomar como es, persiguiendo su destino  entre las calles y refugios de esta ciudad con la que vive en condiciones y lleva consigo un potencial de desastres de las que sigue siendo seguro, inmunizado por un amor cómico pero peligroso indiferente a las consecuencias que a menudo raya en la negligencia criminal. La viuda de Nazaret, una de las muchas viudas que está destinado a hacer feliz, lo seduce durante una larga noche de bombardeo de  cañones de un ejército que  fuera de la ciudad. Casas exquisitamente amuebladas de Ausencia Santander se desplazan mientras ella y Florentino están retozando en la cama.
De hecho, la pura suerte tiene que ver con conseguir a través de Florentino como la intensidad o la pureza de su sueño. Gran afecto del autor de este personaje no superar del todo una subversión escondidas concurrentes de la ética del machismo, de la que García Márquez no le gusta especialmente, después de haber descrito en otro lugar simplemente como la usurpación de los derechos de los demás. De hecho, como hemos llegado a esperar de su ficción, son las mujeres en esta historia son más fuertes, más en sintonía con la realidad. Cuando Florentino vuelve loco con síntomas, en desarrollo como los del cólera, es su madre, Tránsito Ariza, que lo saca de ella. Sus innumerables dolencias no son recompensadas ​​tanto por los puntos de venta tradicionales masculinas como por su evidente y dolorosa necesidad de ser amado. Las mujeres pasan por ella. '' Es feo y triste, '' el primo de Fermina Daza Hildebranda le dice, '' pero él es todo amor. '"

A la edad de 19 años, como lo ha informado, el joven escritor se sometió a una epifanía literaria en la lectura de los famosos versos de Kafka 'Metamorfosis', 'en el que un hombre se despierta para encontrarse a sí mismo transformado en un insecto gigante. '' Dios ',' exclamó García Márquez, utilizando en español una palabra que en Inglés, no podría, "" eso es sólo la forma en que mi abuela solía hablar! '' Y eso, añade, es cuando las novelas empezaron a interesarle. Mucho de lo que viene en su trabajo tiene la denominación de 'realismo mágico' "era, como él lo dice, simplemente la presencia de la  voz de abuela.

Sin embargo, en esta novela el autor ha llegado a una distancia significativa de Macondo, el pueblo mágico en '' Cien años de soledad '' donde la gente habitualmente navegan por el aire y los muertos permanecen en la conversación diaria con los vivos: hemos descendido, tal vez de alguna manera por el mismo río, todo el camino abajo, hacia la guerra y la peste y confusiones urbanas al borde de un Caribe obsesionado por menos muertos individuales que por una historia que ha llevado tan espantosamente muchos abajo, sin haber hablado, o haber sido oído. Como revolucionario tiene como deber redimir esos silencios, un deber que García Márquez ha cumplido con honor y compasión. Sería presuntuoso hablar de movimiento '' más allá '' '' Cien años de soledad '' pero es evidente que García Márquez se ha trasladado a otro lugar, no menos importante en la conciencia más profunda de las formas en que, como viene Florentino aprendan,  que '' nadie enseña nada la vida '' todavía hay momentos deliciosos y sorprendentes contrarias a los hechos, aún contado con el mismo humor imperturbable -. presencias a los pies de la cama, una muñeca anónima entregada con una maldición sobre ella, el loro siniestro, casi un personaje secundario, cuya persecución termina con la muerte del doctor Juvenal Urbino. Pero la afirmación predominante en la atención y las energías del autor proviene de lo que no es  contraria a los hechos, un consenso humano sobre 'la' realidad '"en la que el amor y la posibilidad de la extinción del amor son los motores indispensables, y las variedades de la magia se han convertido  en cuidadosamente desplegado al servicio de una visión ampliada, madurada, más oscura que antes, pero no menos clemente.

Se podría argumentar que esta es la única manera honesta de escribir sobre el amor, que sin la oscuridad y la finitud puede haber romance, erotismo, comedia social, telenovela - todos los géneros, por cierto, que están bien representados en esta novela. Lo que parece requerir, junto con un cierto punto de vista, un cierto nivel de comprensión, es la capacidad de un autor para controlar su propio amor por sus personajes, sus relaciones con dicho lector de toda la extensión de su cuidado, en otras palabras, de no caer en la tontería.


Llega un momento, al comienzo de su carrera en la Compañía Fluvial del Caribe, cuando Florentino Ariza, incapaz de escribir siquiera una simple carta comercial sin algún tipo de poesía romántica arrastrándose, es discutir el problema con su tío León XII, que es dueño de la empresa. No sirve de nada, el joven protesta - '' El amor es lo único que me interesa. "'


'' El problema ',' su tío le responde: '' es que sin la navegación fluvial, no hay amor. '' Para Florentino esto pasa a ser literalmente verdad: la forma de su vida se define por dos travesías fluviales trascendentales, medio siglo de diferencia. En la primera se tomó la decisión de regresar y vivir para siempre en la ciudad de Fermina Daza, a perseverar en su amor por el tiempo que podría tomar. En el segundo, a través de un paisaje desolado, que viaja hacia el amor y contra el tiempo, con Fermina, por fin, a su lado. No hay nada que he leído bastante como este capítulo final sorprendente, sinfónico, seguro que en su dinámica y tempo, moviéndose como un barco demasiado, su autor y el piloto, con la experiencia de toda una vida dirigiéndonos infaliblemente entre los peligros del escepticismo y de la misericordia, en este río todos sabemos, sin cuya navegación no hay amor, y contra cuyo flujo el esfuerzo para volver nunca es digno de un nombre menos ilustre que recuerdo -a lo mejor  se traduce en obras que pueden incluso devolver nuestras almas gastadas para nosotros, entre los que más ciertamente pertenece '' el amor en los tiempos del cólera "," esta novela brillante y desgarradora.

El Amor En Los Tiempos Del Colera

En el flujo post-romántico de los años 70 y 80, con todo el mundo ahora tan rosa e incluso creciente paranoia sobre el amor, una vez que la palabra de moda mágica de una generación, es un paso audaz para cualquier escritor que decide trabajar en la lengua vernácula amor, para llevarlo, con toda su locura, imprecisión y lapsos en el gusto, en absoluto serio -esto es, como bien vale la pena esas formas superiores de juego que valoramos en la ficción. Para García Márquez el paso también puede ser revolucionario. 'Yo creo que una novela sobre el amor es tan válida como cualquier otra,' le dijo una vez en una conversación con su amigo, el periodista Plinio Apuleyo Mendoza (publicado como “ El Olor de la Guayaba", "1982). “ En realidad, el deber de un escritor - el deber revolucionario, si te gusta - es el de escribir bien. '"

Un Narrador  apasionada, de una serenidad maníaca: la voz del Nobel Colombiano, nos ha llevado a reconocer que desde la otra ficción ha madurado, encontrado y desarrollado nuevos recursos, ha llegado a un nivel que le permita a la vez ser clásica y familiar, comtempltativo y puro, capaz de alabar y maldecir, reír y llorar, fabular y cantar y cuando se le solicite, despegar y volar, como en esta descripción de un viaje en globo a su vez-de principios de siglo:

'' Desde el cielo que podían ver, así como Dios los vio, las ruinas de la muy antigua y heroica ciudad de Cartagena de Indias, la más bella del mundo, abandonada por sus habitantes debido a los asedios del Inglés y las atrocidades de los bucaneros. Vieron las paredes, todavía intacta, las zarzas en las calles, las fortificaciones devoradas por las trinitarias, los palacios de mármol y los altares dorados y los virreyes en descomposición con plaga dentro de su armadura”.
'' Volaron sobre los palafitos de las Trojas de Cataca, pintados en colores locos, con las plumas de la celebración de las iguanas criadas para alimento y bálsamo manzanas y mirto de crepe que cuelgan en los jardines lacustres. Excitado por los gritos de todo el mundo, cientos de niños desnudos sumergidos en el agua, saltando por las ventanas, saltando de los tejados de las casas y de las canoas que ellos manejan con habilidad asombrosa, y el buceo como el sábalo para recuperar los paquetes de ropa, las botellas de jarabe para la tos, la comida benéfica que la señora hermosa con el sombrero de plumas les había arrojado desde la cesta del globo. '"

El Amor en los Tiempos del Cólera es una pieza literaria  que se  atreve a sugerir que los votos de amor hecha bajo la presunción de la inmortalidad - la idiotez juvenil, hasta cierto aún: puede ser honrado, mucho más tarde en la vida cuando tenemos que conocernos mejor, de cara a lo innegable. Se trata, efectivamente, de afirmar la resurrección de la carne, hoy como en toda la historia de una idea revolucionaria. Por el medio subversivo de la ficción, García Márquez nos muestra que la loca esperanza de Florentino Ariza encarga un torbellino de emociones encontradas en una época turbia y mezquina
La historia se desarrolla entre 1880 y 1930, en una ciudad portuaria del Caribe, sin nombre, pero dice que es un compuesto de Cartagena y Barranquilla - así, tal vez, como ciudades del espíritu asignan menos oficialmente. Tres personajes principales forman un triángulo cuya hipotenusa es Florentino Ariza, un poeta dedicado al amor carnal y trascendente, aunque su destino secular es con la Compañía Fluvial del Caribe y su pequeña flota de barcos de vapor de ruedas de paletas. Cuando era un joven aprendiz de telegrafista conoce y se enamora para siempre de Fermina Daza, “Caminaba con una altivez natural, la cabeza erguida, la vista inmóvil, el paso rápido, la nariz afilada, con la cartera de los libros apretada con los brazos en cruz contra el pecho, y con un modo de andar de venada que la hacía parecer inmune a la gravedad”.                                                            A pesar de que el intercambio de un centenar de palabras cara a cara, en una relación apasionada y secreta por medio de cartas y telegramas, el padre de la niña ha descubierto y llevado lejos en un 'extendido' viaje del olvido. '' Pero cuando regrese, Fermina rechaza al joven enfermo de amor, después de todo, y, finalmente, conoce y se casa en vez el doctor Juvenal Urbino, que, como el héroe de una novela del siglo 19, es bien nacido, un aparador agudo, algo pegado en sí mismo, sino una trampa terrible.

Para florentino, criatura de amor, esto es un revés agonizante, aunque nada fatal. Cuando juro amar Fermina Daza siempre, insiste en esperar a que el tiempo y la buena fortuna le den la oportunidad de volverla a ver libre. Pasan  51 años, 9 meses y 4 días más tarde, cuando de repente, absurdamente, en un domingo de Pentecostés alrededor de 1930, el doctor Juvenal Urbino muere, persiguiendo un loro en un árbol de mango. Después del funeral, cuando todo el mundo se ha ido, Florentino da un paso adelante con su sombrero sobre su corazón. '' Fermina, '', declara, '' He esperado esta oportunidad desde hace más de medio siglo, para repetirle una vez más mi voto de fidelidad eterna y amor eterno. '' Conmocionado y furioso, Fermina le echa de la casa.
Promesa eterna del corazón se ha encontrado con términos finitos del mundo. El enfrentamiento se produce cerca del final del primer capítulo, que relata el último día que el doctor Urbino en la tierra y la primera noche de  Fermina como viuda. A continuación, Flash Back 50 años, en los tiempos del cólera. Los capítulos intermedios siguen las vidas de los tres personajes a través de los años de matrimonio los Urbinos 'y el ascenso de Florentino Ariza en el River Company. El último capítulo retoma donde primer capítulo, con Florentino, ahora, en contra de lo que muchos hombres considerarían importante rechazo, decididamente el establecimiento de cortejar a Fermina Daza una vez más, haciendo lo que debe para ganar su amor.

En su ciudad, a lo largo de medio siglo turbulento, la muerte ha proliferado en todas partes, tanto como el cólera, la enfermedad mortal que se extiende a través de las epidemias intermitentes y terribles,. Las víctimas de uno, en este libro, son más de una vez confundido con las víctimas de la otra. Guerra, '' siempre la misma guerra, '' se presenta aquí no como la continuación por otros medios de cualquier política que posiblemente pueden ser importantes, sino como una fuerza negativa, una plaga, cuyo único sentido es la muerte en una escala masiva. En este suelo oscuro,  los proyectos más o menos conscientes son  la resistencia, incluso de oposición a la muerte. El doctor Urbino,  se convierte en un líder en la lucha contra el cólera, la promoción de medidas de salud pública de manera obsesiva, heroicamente. Fermina, es más convencional pero mucho coraje, soldados en su papel elegido de esposa, madre y administradora del hogar, manteniendo un perímetro seguro para su familia. Florentino abraza a Eros, conocido enemigo de larga data de la muerte, lo que desencadena en una carrera de seducciones que se suman con el tiempo hasta 622 amantes furtivas '' a largo plazo, además de. . . incontables aventuras fugaces ',' manteniendo, impermeable al tiempo, su fidelidad más profunda, su esperanza que no se apaga por una vida con Fermina. Al final él puede decirle la verdad - aunque ella no cree ni por un minuto - que se ha mantenido virgen para ella.

Por lo que esta es la historia de Florentino, en una forma en que su novela de formación, nos encontramos, como se gana la suspensión de nuestra incredulidad, animándolo, deseando el éxito de este terco guerrero contra la vejez y la muerte, y en el nombre del amor. Pero al igual que los mejores personajes de ficción, él insiste en su autonomía, negándose a ser cualquier cosa menos ambigua que humano. Nosotros debemos tomar como es, persiguiendo su destino  entre las calles y refugios de esta ciudad con la que vive en condiciones y lleva consigo un potencial de desastres de las que sigue siendo seguro, inmunizado por un amor cómico pero peligroso indiferente a las consecuencias que a menudo raya en la negligencia criminal. La viuda de Nazaret, una de las muchas viudas que está destinado a hacer feliz, lo seduce durante una larga noche de bombardeo de  cañones de un ejército que  fuera de la ciudad. Casas exquisitamente amuebladas de Ausencia Santander se desplazan mientras ella y Florentino están retozando en la cama.
De hecho, la pura suerte tiene que ver con conseguir a través de Florentino como la intensidad o la pureza de su sueño. Gran afecto del autor de este personaje no superar del todo una subversión escondidas concurrentes de la ética del machismo, de la que García Márquez no le gusta especialmente, después de haber descrito en otro lugar simplemente como la usurpación de los derechos de los demás. De hecho, como hemos llegado a esperar de su ficción, son las mujeres en esta historia son más fuertes, más en sintonía con la realidad. Cuando Florentino vuelve loco con síntomas, en desarrollo como los del cólera, es su madre, Tránsito Ariza, que lo saca de ella. Sus innumerables dolencias no son recompensadas ​​tanto por los puntos de venta tradicionales masculinas como por su evidente y dolorosa necesidad de ser amado. Las mujeres pasan por ella. '' Es feo y triste, '' el primo de Fermina Daza Hildebranda le dice, '' pero él es todo amor. '"

A la edad de 19 años, como lo ha informado, el joven escritor se sometió a una epifanía literaria en la lectura de los famosos versos de Kafka 'Metamorfosis', 'en el que un hombre se despierta para encontrarse a sí mismo transformado en un insecto gigante. '' Dios ',' exclamó García Márquez, utilizando en español una palabra que en Inglés, no podría, "" eso es sólo la forma en que mi abuela solía hablar! '' Y eso, añade, es cuando las novelas empezaron a interesarle. Mucho de lo que viene en su trabajo tiene la denominación de 'realismo mágico' "era, como él lo dice, simplemente la presencia de la  voz de abuela.

Sin embargo, en esta novela el autor ha llegado a una distancia significativa de Macondo, el pueblo mágico en '' Cien años de soledad '' donde la gente habitualmente navegan por el aire y los muertos permanecen en la conversación diaria con los vivos: hemos descendido, tal vez de alguna manera por el mismo río, todo el camino abajo, hacia la guerra y la peste y confusiones urbanas al borde de un Caribe obsesionado por menos muertos individuales que por una historia que ha llevado tan espantosamente muchos abajo, sin haber hablado, o haber sido oído. Como revolucionario tiene como deber redimir esos silencios, un deber que García Márquez ha cumplido con honor y compasión. Sería presuntuoso hablar de movimiento '' más allá '' '' Cien años de soledad '' pero es evidente que García Márquez se ha trasladado a otro lugar, no menos importante en la conciencia más profunda de las formas en que, como viene Florentino aprendan,  que '' nadie enseña nada la vida '' todavía hay momentos deliciosos y sorprendentes contrarias a los hechos, aún contado con el mismo humor imperturbable -. presencias a los pies de la cama, una muñeca anónima entregada con una maldición sobre ella, el loro siniestro, casi un personaje secundario, cuya persecución termina con la muerte del doctor Juvenal Urbino. Pero la afirmación predominante en la atención y las energías del autor proviene de lo que no es  contraria a los hechos, un consenso humano sobre 'la' realidad '"en la que el amor y la posibilidad de la extinción del amor son los motores indispensables, y las variedades de la magia se han convertido  en cuidadosamente desplegado al servicio de una visión ampliada, madurada, más oscura que antes, pero no menos clemente.

Se podría argumentar que esta es la única manera honesta de escribir sobre el amor, que sin la oscuridad y la finitud puede haber romance, erotismo, comedia social, telenovela - todos los géneros, por cierto, que están bien representados en esta novela. Lo que parece requerir, junto con un cierto punto de vista, un cierto nivel de comprensión, es la capacidad de un autor para controlar su propio amor por sus personajes, sus relaciones con dicho lector de toda la extensión de su cuidado, en otras palabras, de no caer en la tontería.


Llega un momento, al comienzo de su carrera en la Compañía Fluvial del Caribe, cuando Florentino Ariza, incapaz de escribir siquiera una simple carta comercial sin algún tipo de poesía romántica arrastrándose, es discutir el problema con su tío León XII, que es dueño de la empresa. No sirve de nada, el joven protesta - '' El amor es lo único que me interesa. "'


'' El problema ',' su tío le responde: '' es que sin la navegación fluvial, no hay amor. '' Para Florentino esto pasa a ser literalmente verdad: la forma de su vida se define por dos travesías fluviales trascendentales, medio siglo de diferencia. En la primera se tomó la decisión de regresar y vivir para siempre en la ciudad de Fermina Daza, a perseverar en su amor por el tiempo que podría tomar. En el segundo, a través de un paisaje desolado, que viaja hacia el amor y contra el tiempo, con Fermina, por fin, a su lado. No hay nada que he leído bastante como este capítulo final sorprendente, sinfónico, seguro que en su dinámica y tempo, moviéndose como un barco demasiado, su autor y el piloto, con la experiencia de toda una vida dirigiéndonos infaliblemente entre los peligros del escepticismo y de la misericordia, en este río todos sabemos, sin cuya navegación no hay amor, y contra cuyo flujo el esfuerzo para volver nunca es digno de un nombre menos ilustre que recuerdo -a lo mejor  se traduce en obras que pueden incluso devolver nuestras almas gastadas para nosotros, entre los que más ciertamente pertenece '' el amor en los tiempos del cólera "," esta novela brillante y desgarradora.




Dedicación del Autor de la Primera Parte



“Cervantes dedica su novela al Duque de Béjar y le pide que se proteja  de la crítica ignorante e injusta”.



Cervantes niega que Don Quijote es un personaje inventado, alegando que él, Cervantes, es simplemente quien describe  la historia. Cervantes dice que su novela puede soportar sin adornos convencionales: como sonetos, romances, las referencias a autores famosos y frases en latín. Se sugiere que tales  adornos se pueden añadir a un libro después de su terminación. Cervantes acepta este consejo y nos insta a disfrutar de la novela por su sencillez.

Capítulo I :Cervantes menciona un excéntrico caballero de un pueblo sin nombre en La Mancha. El hombre ha descuidado su finca, dilapidado su fortuna, y conducido a sí mismo loco por leer muchos libros de Caballería. Ahora el señor decide convertirse en un caballero andante y parte en una gran aventura en búsqueda de eterna gloria. Se limpia su antigua armadura y hace una nueva visera para su casco, halla un viejo Caballo que nombra Rocinante, y toma el nombre del nuevo Don Quijote de la Mancha. Dulcinea del Toboso se convierte en la musa de su inspiración y en la promotora de sus hazañas
Capítulo II : Después de un paseo de todo el día, Don Quijote se detiene en una posada para la cena. Recita poesía a  dos prostitutas,(que exalta como princesas) mujeres que se ríen de él, por sus maneras y ocurrencias. Eliminan su armadura y se apresuran a la cena. Él se niega a quitarse el casco, que se le pega en la cabeza, no obstante disfruta de su comida porque  cree hallarse en un gran castillo donde princesas le están entreteniendo.

Capítulo III :En medio de la cena, Don Quijote se da cuenta que no ha sido nombrado caballero correctamente. Le ruega al posadero que le hiciera el honor. El posadero observa la locura de Don Quijote, pero se pone de acuerdo a su solicitud por el bien del ejercicio, apresurándose a él en una lengua diversa. Él intenta engañar a Don Quijote, pero este no tiene dinero.
El problema surge cuando los huéspedes de la posada tratan de usar la posada del bien, donde la armadura de Don Quijote ahora descansa, a beber. Don Quijote  enojado y conjurando el nombre de Dulcinea, toca a uno de los huéspedes  y le aplasta el cráneo contra otro. Alarmado, el posadero realiza rápidamente una ceremonia de nombramiento de caballero bizarro y envía Don Quijote en su camino. Don Quijote le pide el favor de las dos prostitutas, gracias al posadero por haberle armado caballero, y se va.

Capítulo IV : De camino a casa a buscar el dinero y la ropa fresca, Don Quijote oye el llanto y encuentra un agricultor azotar a un niño. El agricultor explica que el niño no ha respondido en sus deberes; el niño se queja de que su amo no le está  pagando. Don Quijote, llamando al agricultor un caballero, le solicita que le pague al chico. El chico le dice a Don Quijote que el agricultor no es un caballero, pero Don Quijote no le hace caso. El granjero jura por su título de caballero que va a pagar al chico. Como Don Quijote cabalga de distancia, satisfecho, el agricultor azota al chico aún más severamente.
Don Quijote se reúne con un grupo de comerciantes y les ordena  proclamar la belleza de Dulcinea. Los comerciantes inadvertidamente la  insultan, y Don Quijote ataca. Pero Rocinante tropieza a con la  carga, y Don Quijote se va de bruces al suelo. El grupo se aleja, dejando a Don Quijote boca abajo cerca de la carretera.




Análisis: Dedicación-Capítulo IV :. Pretendiendo  contar una historia que ha descubierto, al propio Cervantes se convierte en un personaje de la historia. Él es una especie de erudito, nos conduce a través de la historia. Pero la afirmación de Cervantes para ser históricamente exacto no siempre suenan verdad-él no lo hace, por ejemplo, la ciudad del nombre de Don Quijote. En cambio, llama la atención sobre su decisión de no nombrar a la ciudad diciendo que «no desean nombre" esta "aldea" donde vive Don Quijote. De esta manera, Cervantes socava su afirmación de que Don Quijote es histórico. Irónicamente, cada vez que interrumpe la historia de la novela para recordarnos que es un hecho histórico y no ficción, nos recuerda que la historia es de hecho la ficción, nos convertimos así sobre las afirmaciones de Cervantes y comenzamos a leer sus interrupciones como la lengua en la mejilla. De esta manera, el contenido de la novela refleja su forma: tanto Don Quijote y Cervantes se engañan entre si.


En su superficie, Don Quijote es una parodia de los cuentos de caballería. Cervantes se burla de su héroe constantemente: la primera aventura de Don Quijote trae fracaso, no los frutos de una búsqueda exitosa y heroica, como un tesoro, la gloria, o  una mujer hermosa. Pero a Don Quijote, la aventura no es un desastre-las prostitutas completa reciben honores, y se convierte en un caballero. Su fe inquebrantable en su misión llena la historia con un sentido romántico de la aventura similar a la de otros cuentos de caballería. De este modo Cervantes se burla del género de la literatura romántica, que abraza a un cierto grado. Por otra parte, a pesar de que afirma en el prólogo no necesitar sonetos, baladas, grandes autores, o América, que salpica el texto con todas estas convenciones la novela emula cuentos de caballería. No obstante en su aspecto más trascendental la obra de Miguel De Cervantes Saavedra es el icono de la literatura Universal porque abre las puertas a la modernidad, desplaza la idea de un mundo romántico que no llego a su culminación y señala el arribo de la industria y la individualidad, es ante todo un prefacio en el fracaso de la cultura occidental.

Don Quijote de la Mancha




Dedicación del Autor de la Primera Parte



“Cervantes dedica su novela al Duque de Béjar y le pide que se proteja  de la crítica ignorante e injusta”.



Cervantes niega que Don Quijote es un personaje inventado, alegando que él, Cervantes, es simplemente quien describe  la historia. Cervantes dice que su novela puede soportar sin adornos convencionales: como sonetos, romances, las referencias a autores famosos y frases en latín. Se sugiere que tales  adornos se pueden añadir a un libro después de su terminación. Cervantes acepta este consejo y nos insta a disfrutar de la novela por su sencillez.

Capítulo I :Cervantes menciona un excéntrico caballero de un pueblo sin nombre en La Mancha. El hombre ha descuidado su finca, dilapidado su fortuna, y conducido a sí mismo loco por leer muchos libros de Caballería. Ahora el señor decide convertirse en un caballero andante y parte en una gran aventura en búsqueda de eterna gloria. Se limpia su antigua armadura y hace una nueva visera para su casco, halla un viejo Caballo que nombra Rocinante, y toma el nombre del nuevo Don Quijote de la Mancha. Dulcinea del Toboso se convierte en la musa de su inspiración y en la promotora de sus hazañas
Capítulo II : Después de un paseo de todo el día, Don Quijote se detiene en una posada para la cena. Recita poesía a  dos prostitutas,(que exalta como princesas) mujeres que se ríen de él, por sus maneras y ocurrencias. Eliminan su armadura y se apresuran a la cena. Él se niega a quitarse el casco, que se le pega en la cabeza, no obstante disfruta de su comida porque  cree hallarse en un gran castillo donde princesas le están entreteniendo.

Capítulo III :En medio de la cena, Don Quijote se da cuenta que no ha sido nombrado caballero correctamente. Le ruega al posadero que le hiciera el honor. El posadero observa la locura de Don Quijote, pero se pone de acuerdo a su solicitud por el bien del ejercicio, apresurándose a él en una lengua diversa. Él intenta engañar a Don Quijote, pero este no tiene dinero.
El problema surge cuando los huéspedes de la posada tratan de usar la posada del bien, donde la armadura de Don Quijote ahora descansa, a beber. Don Quijote  enojado y conjurando el nombre de Dulcinea, toca a uno de los huéspedes  y le aplasta el cráneo contra otro. Alarmado, el posadero realiza rápidamente una ceremonia de nombramiento de caballero bizarro y envía Don Quijote en su camino. Don Quijote le pide el favor de las dos prostitutas, gracias al posadero por haberle armado caballero, y se va.

Capítulo IV : De camino a casa a buscar el dinero y la ropa fresca, Don Quijote oye el llanto y encuentra un agricultor azotar a un niño. El agricultor explica que el niño no ha respondido en sus deberes; el niño se queja de que su amo no le está  pagando. Don Quijote, llamando al agricultor un caballero, le solicita que le pague al chico. El chico le dice a Don Quijote que el agricultor no es un caballero, pero Don Quijote no le hace caso. El granjero jura por su título de caballero que va a pagar al chico. Como Don Quijote cabalga de distancia, satisfecho, el agricultor azota al chico aún más severamente.
Don Quijote se reúne con un grupo de comerciantes y les ordena  proclamar la belleza de Dulcinea. Los comerciantes inadvertidamente la  insultan, y Don Quijote ataca. Pero Rocinante tropieza a con la  carga, y Don Quijote se va de bruces al suelo. El grupo se aleja, dejando a Don Quijote boca abajo cerca de la carretera.




Análisis: Dedicación-Capítulo IV :. Pretendiendo  contar una historia que ha descubierto, al propio Cervantes se convierte en un personaje de la historia. Él es una especie de erudito, nos conduce a través de la historia. Pero la afirmación de Cervantes para ser históricamente exacto no siempre suenan verdad-él no lo hace, por ejemplo, la ciudad del nombre de Don Quijote. En cambio, llama la atención sobre su decisión de no nombrar a la ciudad diciendo que «no desean nombre" esta "aldea" donde vive Don Quijote. De esta manera, Cervantes socava su afirmación de que Don Quijote es histórico. Irónicamente, cada vez que interrumpe la historia de la novela para recordarnos que es un hecho histórico y no ficción, nos recuerda que la historia es de hecho la ficción, nos convertimos así sobre las afirmaciones de Cervantes y comenzamos a leer sus interrupciones como la lengua en la mejilla. De esta manera, el contenido de la novela refleja su forma: tanto Don Quijote y Cervantes se engañan entre si.


En su superficie, Don Quijote es una parodia de los cuentos de caballería. Cervantes se burla de su héroe constantemente: la primera aventura de Don Quijote trae fracaso, no los frutos de una búsqueda exitosa y heroica, como un tesoro, la gloria, o  una mujer hermosa. Pero a Don Quijote, la aventura no es un desastre-las prostitutas completa reciben honores, y se convierte en un caballero. Su fe inquebrantable en su misión llena la historia con un sentido romántico de la aventura similar a la de otros cuentos de caballería. De este modo Cervantes se burla del género de la literatura romántica, que abraza a un cierto grado. Por otra parte, a pesar de que afirma en el prólogo no necesitar sonetos, baladas, grandes autores, o América, que salpica el texto con todas estas convenciones la novela emula cuentos de caballería. No obstante en su aspecto más trascendental la obra de Miguel De Cervantes Saavedra es el icono de la literatura Universal porque abre las puertas a la modernidad, desplaza la idea de un mundo romántico que no llego a su culminación y señala el arribo de la industria y la individualidad, es ante todo un prefacio en el fracaso de la cultura occidental.

Libro Séptimo


El gran fin esperado llega en forma de séptima entrega, se dará lugar a la gran batalla y al desenlace de la misma
SINOPSIS:
Ahora la tarea de Harry sera destruir todos los Horrocruxes. El mundo de los magos lo demanda y el debe junto a Ron y Hermione hacer frente a la los horrores de este desenlace

La disposicion primera de la lectura es la noción de un cambio en la estructura a la que estábamos acostumbrados, Harry ya no ira  a  Hogwarts puesto que ya no es un lugar seguro, el objetivo serán los  Horrocruxes. Harry  ajusta la mayoría de edad en el mundo mágico (17 años) y en la casa de los Dursley el hechizo de protección se desvanece. Por esta razón no podrá volver. Para llevarlo hasta la madriguera, la orden del fénix emprende la tarea de sacarlo de allí, pero con poca fortuna; El poder de Lord Voldemort y los mortífagos tiene el dominio del mundo mágico,Ron ,Hermione y Harry, emprenderán la aventura definitiva, en la búsqueda por los Horrocruxes pretender sumarlos todos a fin de vencer al enemigo, puesto que en cada uno hay un fragmento de su alma, búsqueda que fue iniciada en el Príncipe Mestizo.

la piedra de resurrección, la varita de saúco, y la capa de invisibilidad formaran parte de la reliquias de la muerte, posesión del señor de la muerte, en la búsqueda por debilitar al enemigo entrara a varios lugares del reino unido a fin de dar con las cosas que pudo haber guardado, nuestro protagonistas se toparan con este misterio; al igual que en el transcurso de la novela el lector encontrara las traiciones, la muertes, la desesperación de los personajes Xenophilius , delata a Harry y los otros por experimentar rescatar a su hija, o en el de Narcisa Malfoy, que privilegio no incriminar a Harry por retener de su hijo Draco. Tambien Ron los abandonara en el bosque, desesperado, se arrepentirá pera ya demasiado tarde al igual que su hermanos que flaquean en la búsqueda. La muetre de varios persanajes reclamara la obra tale como: Remus Lupin, Severus Snape  Fred Weasley.


En el epilogo del libro nos dan cuenta de lo que pasa 15 años después, sin embargo el tono en que esta descrito, parece no ser de la autora de la saga, puesto que el tono, el ligero, superfluo, parece que fue diseñado para finiquitar algo pendiente, una cuestión enteramente comercial, no obstante la trama del libro sera una de las mas codiciadas para quienes no han emprendido el camino de descifrar la gran vitalidad de una saga memorable.

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte.

Libro Séptimo


El gran fin esperado llega en forma de séptima entrega, se dará lugar a la gran batalla y al desenlace de la misma
SINOPSIS:
Ahora la tarea de Harry sera destruir todos los Horrocruxes. El mundo de los magos lo demanda y el debe junto a Ron y Hermione hacer frente a la los horrores de este desenlace

La disposicion primera de la lectura es la noción de un cambio en la estructura a la que estábamos acostumbrados, Harry ya no ira  a  Hogwarts puesto que ya no es un lugar seguro, el objetivo serán los  Horrocruxes. Harry  ajusta la mayoría de edad en el mundo mágico (17 años) y en la casa de los Dursley el hechizo de protección se desvanece. Por esta razón no podrá volver. Para llevarlo hasta la madriguera, la orden del fénix emprende la tarea de sacarlo de allí, pero con poca fortuna; El poder de Lord Voldemort y los mortífagos tiene el dominio del mundo mágico,Ron ,Hermione y Harry, emprenderán la aventura definitiva, en la búsqueda por los Horrocruxes pretender sumarlos todos a fin de vencer al enemigo, puesto que en cada uno hay un fragmento de su alma, búsqueda que fue iniciada en el Príncipe Mestizo.

la piedra de resurrección, la varita de saúco, y la capa de invisibilidad formaran parte de la reliquias de la muerte, posesión del señor de la muerte, en la búsqueda por debilitar al enemigo entrara a varios lugares del reino unido a fin de dar con las cosas que pudo haber guardado, nuestro protagonistas se toparan con este misterio; al igual que en el transcurso de la novela el lector encontrara las traiciones, la muertes, la desesperación de los personajes Xenophilius , delata a Harry y los otros por experimentar rescatar a su hija, o en el de Narcisa Malfoy, que privilegio no incriminar a Harry por retener de su hijo Draco. Tambien Ron los abandonara en el bosque, desesperado, se arrepentirá pera ya demasiado tarde al igual que su hermanos que flaquean en la búsqueda. La muetre de varios persanajes reclamara la obra tale como: Remus Lupin, Severus Snape  Fred Weasley.


En el epilogo del libro nos dan cuenta de lo que pasa 15 años después, sin embargo el tono en que esta descrito, parece no ser de la autora de la saga, puesto que el tono, el ligero, superfluo, parece que fue diseñado para finiquitar algo pendiente, una cuestión enteramente comercial, no obstante la trama del libro sera una de las mas codiciadas para quienes no han emprendido el camino de descifrar la gran vitalidad de una saga memorable.


Libro sexto



SINOPSIS:
Harry ha iniciado el 6to curso de magia en Hogwarts, la puesta en escena de  Voldemort es un hecho irrevocable, en esta novela nuestro héroe tiene tiene 16 años.
En la paz  del juego, donde es nombrado capitán del Quidditch, la chicas y el entrenamientos dan la sensación de un clima que pareciera no terminar, sin embargo hay ataques constantes, y se nos revela el hecho de que  Voldemort y Harry Potter, lucharan a muerte, la profecia anuncia tal designio, a pesar de la extrema alarma dos estudiantes son violentados y agredidos. Dumbledore es consciente de que la gran hora esta cerca, el momento en que la profecia anuncia: «El único con poder para vencer al Señor Tenebroso ... Uno de los dos debe morir a manos del otro, pues ninguno de los dos podrá vivir mientras siga el otro con vida.». El gran mago convoca a Harry para que en su compañía surjan campañas con el fin de diezmar la fuerzas de su enemigo, Harry contara con el apoyo de un libro muy antiguo, un libro poderoso y extraño, quien perteneciera a alguien que se hace llamar príncipe mestizo.

 Harry está en casa de los Dursley para pasar el verano.  Dumbledore, ha hecho de Harry su mano derecha puesto que puede ser el único adversario temible frente a Voldemort . El joven mago ira a  pero las cosas allí no anda muy bien, ya no es tan seguro como antes, allí se topara con peligros insopechados entonces volverá a casa de los  Dursley.
Desde el inicio de la obra no enteramos de la existencia del  Ministro muggle,  y allí nos damos cuenta que conoce el  mundo mágico, al igual que su antecesor, es así como es visitado por  Cornelius Fudge,  ex-Primer Ministro del Ministerio de Magia, lo visita con el fin de comunicarle lo que  ha acontecido en el mundo mágico y para presentarle al nuevo primer ministro que se llama Rufus Scrimgeour.

La tensión de la trama a esta altura ha aumentado considerablemente Dumbledore trata a Harry como su igual y no repara en ocultar información, ya no es el pequeño al que debe negarse los misterios por este motivo en su primer viaje visitan a  Horace Slughorn, allí Harry debe convencerlo que tome el trabajo vacante en Hogwarts.

Es en esta parte de la saga que le es entregada al lector aquello que ignorábamos sobre la vida de Voldemort (en el filme un fiel seguidor de la gran saga saldrá desilusionado puesto que  el film no supera ni alcanza a los libros)  conoceremos también  los Horrocruxes: objetos  donde se guarda parte del espíritu; con la maldición prohibida Avada Kedavra se podrá crear uno.

El desarrollo de otros personajes como Severus Snape, Ginny Weasley. Draco Malfoy además de conocer la maldición “Imperius” y la visión de los Inferi, así como objetos sumamente peligrosos y hechizos terribles, serna muchos los magos que mueren en manos de los mortíferos.

Éste no es uno de los grandes libros dentro d ella saga, sin embargo es necesario para atar los cabos sueltos con respeto al pasado de Voldermort, sin estos elementos vinculantes el desempeños del narración en el libro que sigue no sería afectiva









Harry Potter y el Misterio del Principe

Libro sexto



SINOPSIS:
Harry ha iniciado el 6to curso de magia en Hogwarts, la puesta en escena de  Voldemort es un hecho irrevocable, en esta novela nuestro héroe tiene tiene 16 años.
En la paz  del juego, donde es nombrado capitán del Quidditch, la chicas y el entrenamientos dan la sensación de un clima que pareciera no terminar, sin embargo hay ataques constantes, y se nos revela el hecho de que  Voldemort y Harry Potter, lucharan a muerte, la profecia anuncia tal designio, a pesar de la extrema alarma dos estudiantes son violentados y agredidos. Dumbledore es consciente de que la gran hora esta cerca, el momento en que la profecia anuncia: «El único con poder para vencer al Señor Tenebroso ... Uno de los dos debe morir a manos del otro, pues ninguno de los dos podrá vivir mientras siga el otro con vida.». El gran mago convoca a Harry para que en su compañía surjan campañas con el fin de diezmar la fuerzas de su enemigo, Harry contara con el apoyo de un libro muy antiguo, un libro poderoso y extraño, quien perteneciera a alguien que se hace llamar príncipe mestizo.

 Harry está en casa de los Dursley para pasar el verano.  Dumbledore, ha hecho de Harry su mano derecha puesto que puede ser el único adversario temible frente a Voldemort . El joven mago ira a  pero las cosas allí no anda muy bien, ya no es tan seguro como antes, allí se topara con peligros insopechados entonces volverá a casa de los  Dursley.
Desde el inicio de la obra no enteramos de la existencia del  Ministro muggle,  y allí nos damos cuenta que conoce el  mundo mágico, al igual que su antecesor, es así como es visitado por  Cornelius Fudge,  ex-Primer Ministro del Ministerio de Magia, lo visita con el fin de comunicarle lo que  ha acontecido en el mundo mágico y para presentarle al nuevo primer ministro que se llama Rufus Scrimgeour.

La tensión de la trama a esta altura ha aumentado considerablemente Dumbledore trata a Harry como su igual y no repara en ocultar información, ya no es el pequeño al que debe negarse los misterios por este motivo en su primer viaje visitan a  Horace Slughorn, allí Harry debe convencerlo que tome el trabajo vacante en Hogwarts.

Es en esta parte de la saga que le es entregada al lector aquello que ignorábamos sobre la vida de Voldemort (en el filme un fiel seguidor de la gran saga saldrá desilusionado puesto que  el film no supera ni alcanza a los libros)  conoceremos también  los Horrocruxes: objetos  donde se guarda parte del espíritu; con la maldición prohibida Avada Kedavra se podrá crear uno.

El desarrollo de otros personajes como Severus Snape, Ginny Weasley. Draco Malfoy además de conocer la maldición “Imperius” y la visión de los Inferi, así como objetos sumamente peligrosos y hechizos terribles, serna muchos los magos que mueren en manos de los mortíferos.

Éste no es uno de los grandes libros dentro d ella saga, sin embargo es necesario para atar los cabos sueltos con respeto al pasado de Voldermort, sin estos elementos vinculantes el desempeños del narración en el libro que sigue no sería afectiva










Entradas Populares